logotype
logotype

EL NIÑO DE LA RUEDA "El menador"

Apenas si sus años ha contado.
Pan de esparto, de esparto revestido
Que desde que nació  siempre ha vivido
De cenizas de esparto rodeado.

Sus  ojos, de mirar acorralado
Por insultos y palos recibidos.
Su mirada de niño se ha perdido
Pensando solo de cambiar de estado.

Mientras le da a la rueda mira al mar
Que siente confundido con el cielo,
Dos caminos que un día le ha de llamar.

Huir al mar, Seño,  o huir al cielo,
Pero dejar  por siempre ese lugar
Donde se  funden penas y desvelos.

Alberto Arranz

Del  libro  “La huida al mar” de Antonio Sánchez Cáceres